Nuestros “yos”

Desobedeciste al destino
y ahora…
nuestros “yos” del futuro,
caminan solos
pensando en nosotros.

Marisa Sánchez

Anuncios

Durazno

Podría empezar a explicar lo peligrósamente místico que es elegir condenarme por culpa de tu piel pero hay cosas deliciosamente pequeñas que me maravillan, como es descubrir el color durazno, para mí, el tono melocotón de toda la vida. He de reconocer que hasta hoy no sabía de su existencia y es que suena tan bonito… va vestido con una de esas palabras que te hacen casi lanzar un beso al comenzar a pronunciar. Duuuuuurazno, no me canso de decirlo una y otra vez… pero no, no consigo despistar mi mente con duraznos o melocotones… o llámalos como quieras. La verdad es que podría empezar, continuar y nunca terminar de explicar lo peligrósamente místico que es elegir condenarme por culpa de tu piel, y más cuando ya no puedo dar marcha atrás ni quiero hacerlo.

Marisa Sánchez

Te perdiste

Te perdiste
por no querer acunarme la mirada,
y ahora…
tus labios te saben a metal sangre
de morderte la rabia.

Marisa Sánchez

Cuentito de Navidad

Sentada cerca del horno, piernas cruzadas y copa de vino en la mano, mamá no me deja fumar así que como y como jamón . Las risas fluyen en la familia mientras vemos como se pone morenito el pavo. La cocina de casa es uno de los lugares más maravillosos del mundo. Mientras, vi esta ilustración y me acordé de ti. A ella le pintaron los ojos un poco tristes, todavía no se ha dado cuenta que la vida tiene cosas muy bonitas… que pena no conocer a la chica de la ilustración y explicarle todo lo bueno de cada amanecer. Pero el pajarito, ese pajarito bebiéndo de sus lágrimas me recordó tánto a ti… es de locos pero así lo sentí. Me toco la cara pensando que voy a acariciar a un pequeño gorrión y la noto ardiendo… debe ser el calor del horno. Me encuentro en paz porque por alguna razón sé que tú siempre estarás conmigo. Y yo… así…me siento feliz.

Marisa Sánchez

Suspiros

Perseguía a gente valiente que decidía cortar por lo sano, para salvar ese hilito bueno que queda pegado a lo malo, convirtiéndolo en buenos recuerdos que vendía por suspiros.

Marisa Sánchez

Hielo

Lo peor de que seas hielo

es lo mucho que quemas.

Marisa Sánchez

Escapismo

…cuando escapar de la piel es tan fácil, como cerrar los ojos.

Marisa Sánchez