Absurdismo

Tendimos sábanas secas

para ver si las tontas lloraban.

Mientras,

mirábamos como los árboles se movían,

parecía que se iban a caer de la cama.

Marisa Sánchez

Anuncios