Libre de pecado

Te quedaste sin piedras,

tirabas siempre la primera.

Me gustabas más antes,

con tus pecados

y cuando teníamos los dos

nuestros sacos llenos.

Marisa Sánchez 

Anuncios