Vendería

Vendería mi ser a tu felicidad,

vendería mi esencia a tu consciencia.

Regálame tempestad y hazme respirar

porque tu voz pinta mi vida

y ésto sin ti es una eternidad.

Marisa Sánchez.

Imagen
Ilustración de Conrad Roset

Anuncios

Sueño

Tu nombre quiere escapar de mi gargante

saltarín y travieso brota por mis pensamientos.

En su lugar exclamo mi deseo soñando

que me muerdes los labios

soñando que me pides silencio.

Caricias suaves alimentan el momento

pensando tenerte, pensando en tu fuego.

Respiro profuno imaginando tu cuerpo y

sueño con tu aroma mientras te deseo.

Marisa Sánchez.

a40e9e42f468bb653a90fb8cf5dac0ff

Ilustración de Conrad Roset

 

Setecientos y pico

Te leo y pienso setecientas cincuenta y cuatro formas de pecar,

te veo y tendría que esposar mis manos,

cometerían setecientos cincuenta y cinco delitos contigo.

Escribirte y contarte todo sería censurable,

estaría encerrada setecientas cincuenta y seis noches.

Por eso, véndame los ojos, átame las manos y hazme tú…

todos tus setecientos cincuenta y siete pecados.

Marisa Sánchez.

18247573813f61014b914037c921cabf

 

 

 

Confórmate con soñarme

Rezaste a mi sombra pensando que volvería,

creíste que todo se borra con un “lo siento”

confórmate con soñarme…

pues es lo único que te dejo.

Marisa Sánchez.

Twittere750cc6(1)

Ilustración de Benjamín Lacombe

Kamikace

Kamikace de los sentimientos

ven y chócate contra mi pecho.

Dame tu aliento tibio…

muéstrame el camino para sentir tu miel.

Marisa Sánchez.

Written on Mar 11, 2009 __ Arte _

Ilustración de Brian M. Viveros

Esposas de diamantes

Atada con esposas de diamantes,

majestuosas, sangrantes, lujosas e hirientes,

pero inapreciables comparadas con la sensación de hastío.

Enredada en un laberinto sin entrada

querieno nacer pero muriendo cada día.

Mis deseos enterrados con candados

a la espera de que mi yo en crisálida

rompa su tela y vuele a por ti,

así siendo pequeña y casi invisible

poder escapar…

y sólo existir para poder respirar

sólo al mismo tiempo que tú respiras.

Marisa Sánchez.

130628186380101194

Ilustración de Sara Herranz

Pensar

Pensar… que mis ganas rotas de querer soñar despegan hacia ti,

mientras mi cuerpo está en este sitio gastando aire y tiempo.

Marisa Sánchez.
image

Ilustración Sara Herranz.